Así fue la cata de Moët & Chandon dirigida por Xavier Monclus